Corazon, que es tan facil quererte, con o sin razon no me animo a perderte



Allá voy, contra viento y marea, otra vez, una misma pelea, ni siquiera sé si vale la pena, pero tengo ganas de probar si la suerte me va a acompañar de una puta vez o si es un mito más. Acá estoy, me agarrás despeinado. Estos son, mis tesoros guardados una flor, un buen vino picado, un saquito de té que esta usado,
un impuesto de amor del que siempre estuve excento hasta hoy. Y ahora sé, que puedo estar sin vos cómo hacer, que pueda estar sin vos.
Me perdí, creo que andaba pensando me encontré, por algún lado dudando si es por mí, si las vivo cagando, si me voy al vestuario o si le tiro un caño a la soledad
que pone la gamba fuerte y me puede quebrar.
No me vi, me tomé por sorpresa, arranqué, y bajé la cabeza. Manejaba un triciclo prestado, me la puse contra una pared, y ahora tengo un pedal en la mano, el manubrio quebrado, me lastimé.
Corazón, que es tan fácil quererte, con o sin razón, no me animo a perderte. Si tu boca, respira cerveza, si tu metro cincuenta y monedas desnudo sobre el colchón, es poesía en carne viva es esta canción. Y aunque sé, que puedo estar sin vos,
cómo hacer, que quiera estar sin vos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada